Día Mundial de la Cianotipia: Cianotipo gigante en Almería

por | 01/10/2019

Los participantes pudieron colaborar el sábado 28 de septiembre en la realización de un cianotipo gigante de 5,5×5,5 (más de 30 metros cuadrados).

Almería conmemoró así por primera vez el Día Mundial de la Cianotipia -una técnica fotográfica inventada en el siglo XIX- gracias a una iniciativa del Colectivo Fotográfico ALPHA (ALmería PHoto Analog).

El lugar elegido fue la playa del Embarcadero, en Los Escullos. Los asistentes que no lo conocían pudieron descubrir un interesante proceso: mediante un soporte, en este caso tela de algodón, sensibilizado con sales de hierro y expuesto al sol, se obtiene una imagen después del revelado con un baño de agua. La imagen resultante tiene como característica un tono azul cian, que da nombre a esta técnica.

El Día Mundial de la Cianotipia se celebra desde 2015. La iniciativa de conmemorar este día surgió desde un colectivo de Texas, quienes establecieron este acontecimiento a nivel mundial para el último fin de semana de septiembre.

  

 

 

 

 

 

 

Mientras, nuestro amigo Domingo Cañadas recorría el sendero de la Loma Pelada y llegaba justo para ver el resultado.


   

 

Actividad: Realización de cianotipo gigante en la playa (28/9/2019)

por | 09/09/2019

En conmemoración del Día Internacional de la Cianotipia vamos a realizar un cianotipo gigante a la orilla del mar. Será el sábado 28 de septiembre de 2019. El lugar está por decidir según las condiciones meteorológicas de ese día, pero será en alguna playa del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Almería)

Actividad abierta para miembros del Colectivo Fotográfico ALPHA y amigos.

El tema es sobre la llegada del ser humano a la Luna.

La actividad consistirá en participar en la realización de la imagen en tela mediante la silueta de partes de los cuerpos y la luz del sol, y en ayudar al revelado de la imagen resultante.

INSCRIPCIONES

Para costear el gasto en materiales (tela, productos químicos)

Aportación individual coste de materiales: 10,00 €

Para formalizar la inscripción hay que realizar un ingreso en cuenta o transferencia bancaria a:

IBAN: ES79 2038 9801 7860 0059 8039
Entidad: Bankia

indicando en el concepto: CIANOTIPO GIGANTE (seguido del nombre del participante),
y enviando copia del resguardo o justificante al email: alpha@ciberia.info


La Cianotipia es un antiguo procedimiento fotográfico monocromático, mediante el cual se obtienen imágenes en un color Azul de Prusia llamadas cianotipos.

El astrónomo inglés Sir John Herschel inventó este procedimiento en 1842.

La botánica británica Anna Atkins lo puso inmediatamente en práctica. Atkins publicó una serie de libros documentando helechos y otras plantas, cuyas ilustraciones eran cianotipos. Por su serie British Algae, de 1843, Anna Atkins es considerada como la primera mujer fotógrafa.



En un proceso normal se mezclan en igual cantidad una solución ferricianuro de potasio y una solución de citrato amonio y hierro (III). Esta solución fotosensible se aplica a una superficie como papel. Las cianotipias pueden ser impresas en cualquier superficie capaz de absorber la solución de hierro. Aunque el papel es el medio preferido, también se pueden utilizar otros materiales.

Al exponer la superficie a la luz ultravioleta, el hierro en las áreas expuestas se reduce de hierro (III) a hierro (II). A esto le sigue una reacción compleja del hierro (II) con ferricianuro. El sensibilizador expuesto a la luz ultravioleta cambia al color azul (cian) que da nombre al procedimiento. El cambio de color depende de la cantidad de luz. En el lavado con agua se eliminan las sustancias solubles del papel y sólo queda el colorante azul formado por el ferricianuro ferroso. El resultado es una sustancia insoluble al agua conocido como Azul de Prusia.

Para el futuro del Centro Andaluz de la Fotografía

por | 31/07/2019

En los años 1990 a 1992 el proyecto Imagina descubrió a un conjunto de los mejores fotógrafos del mundo la luz del sur y la belleza de nuestra tierra. A los andaluces nos mostraron la magia de la imagen fotográfica a través de sus miradas, plasmada en la obra que nos legaron en forma de unos maravillosos fondos fotográficos.

La continuación de este extraordinario proyecto fue la creación del Centro Andaluz de la Fotografía. El nuevo Centro alberga los fondos fotográficos creados durante Imagina, pero tiene un propósito mucho más amplio. El CAF es el único centro público que se dedica exclusivamente a la fotografía en España.

Sede del CAF hasta 2007

Manuel Falces anunciaba que «el CAF será todo lo contrario a un museo, será un catalizador de las actividades fotográficas en Andalucía», con talleres, promoción de la imagen fotográfica, exposiciones y encuentros internacionales. El centro debería contar con un Director y una Comisión de Asesoramiento.

Por desgracia, después de unos prometedores comienzos, y faltando ya Falces como guía, ha sido sistemáticamente asfixiado por quienes debían de ser sus principales garantes, hasta el punto de relegarlo a ser un mero edificio, un contenedor, sin ningún tipo de identidad propia, sin asignación presupuestaria.

Recordemos para qué fue concebido el Centro Andaluz de la Fotografía:

  • Funciones de recuperación del Patrimonio Gráfico Andaluz.
  • El mantenimiento de los fondos de documentación y de referencia que contemplen y posibiliten el estudio de la fotografía.
  • La creación de un fondo sobre la fotografía realizado por creadores, preferentemente andaluces o vinculados a Andalucía.
  • La realización de las investigaciones que le sean propias.
  • El censado de las creaciones fotográficas existentes en cada momento en Andalucía y su difusión.
  • La difusión del Patrimonio Fotográfico Andaluz, de los fondos propios del Centro y trabajos de investigación, mediante actos públicos, actividades y manifestaciones culturales. Creación y desarrollo de talleres, encuentros y seminarios. Estudios audiovisuales. Clases de iniciación a la técnica y estética fotográfica. Exposiciones. Ediciones, publicaciones propias, impresión y grabación o cualquier medio que permita alcanzar este fin. Programas de Intercambio con otros Centros similares existentes en Europa o en otros lugares del mundo, en especial entre las mismas la creación de un Festival de la Fotografía, que se desarrollará con carácter anual donde se darán cita las más importantes producciones audiovisuales del momento. Cuantas otras manifestaciones gráficas se destinen a la promoción y a la educación visual, con carácter internacional.

Funciones estas que, en gran parte, no ha cumplido debido a una mala organización, a una mala gestión de los recursos y a una crónica falta de presupuesto. Cabe destacar la labor de algunos de los trabajadores del Centro que se han dejado la piel en que las cosas saliesen para adelante, teniendo que bregar en esas condiciones.

Ahora estamos en el momento ideal de revertir la penosa situación de los últimos años y convertir al CAF en el referente que le corresponde ser en el ámbito de la fotografía en Andalucía, España y el Mundo. No es necesario buscar mucho para saber qué hacer. El origen, el futuro.

Juan José Plaza
Presidente de la Asociación para la Preservación de la Imagen Fotográfica (epik)

(las fotografías que acompañan esta publicación tienen © de sus respectivos autores)

RIP CAF

por | 10/07/2019

“Entre todos lo mataron y él solo se murió”

En octubre de 2007 se inauguró la sede oficial del CAF.

Hasta entonces el Centro Andaluz de la Fotografía había sido un ente público sin sede oficial. El germen de su creación surge con el Proyecto Imagina que comienza en 1990 y culmina con una gran exposición en 1992 en Sevilla.

En aquel momento se asientan las bases de la Institución que toma forma jurídica en 1994. Durante más de 15 años el centro Andaluz de la Fotografía es gestionado desde una pequeña oficina en la calle Martínez Campos de Almería.

A pesar de la carencia de un espacio apropiado, los estatutos del CAF son sólidos y cuenta con una comisión de asesoramiento formada por grandes de la fotografía española que velan por la calidad de las actividades y protegen a la Institución de posibles cambios o reajustes.

Después de muchos años de espera, por fin parece que el viento sopla a favor del CAF. Tiene sede propia y el apoyo institucional y político es completo. Además, se le dota de un amplio presupuesto.

Sin embargo, las competencias se dividen, por una parte, la Consejería de Cultura toma las riendas del CAF como Institución asumiendo la gestión de las infraestructuras, y por otra, la Empresa Pública de Gestión Cultural se hace responsable de los trabajadores, el equipamiento técnico, y del presupuesto para actividades. Esto creó una dualidad en la gestión.

De todas maneras, parecía que las cosas iban muy bien y se decide ampliar la Institución aunando el Centro Andaluz de la Fotografía con la Filmoteca de Andalucía y la creación de un nuevo espacio cultural en Sevilla apoyado en la ampliación del Proyecto Iniciarte.

Este nuevo ente se llamó Centro Andaluz de la Imagen.

Para ello, en 2009 se eliminaron los estatutos del CAF para que se pudieran crear los estatutos del CAI. Ahí comenzó su agonía.

En 2010 la falta de presupuesto comenzó a ser un verdadero problema. El CAI se quedó en una Institución sin fundamento, las colaboraciones entre la Filmoteca de Córdoba y el CAF de Almería brillaron por su ausencia. La nueva sede del CAI en Sevilla nunca llegó a existir.

En 2011 el CAI desaparece y el CAF pierde definitivamente sus estatutos pasando a ser una más de las actividades dentro del área de Cine, Audiovisual y Fotografía de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Hubiera sido un buen momento para devolver al CAF su condición de Institución.

Nunca se recuperó de este golpe. En 2012 estuvo a punto de desaparecer cuando cesaron al director del CAF durante 2 meses.

Para intentar solventar el problema, se preparó un contrato de dirección del CAF que, sin ser ilegal, pasaba a formar parte de cierta a-legalidad contractual puesto que no podía haber un director para una Institución que no existía.

En 2016 saltaron a la prensa y a la justicia posibles irregularidades en la Consejería de Cultura que afectaban a la época del CAI y sobre todo a la gestión de la Filmoteca.

Esto provocó la revisión del contrato de dirección del CAF, y se decidió no renovarlo al concluir. No fue una destitución.

Es entonces cuando la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, antigua Empresa Pública de Gestión Cultural, decide crear la Dirección de Programas de Fotografía y se convoca un concurso público para encontrar director/a. Sin embargo, una vez más, al CAF no se le devuelven sus estatutos ni su personalidad jurídica.

El concurso público resulta, cuanto menos, extraño. A mitad de concurso se cambian los requisitos. Se nombra a un nuevo cargo directivo de la AAIICC para gestionar las actividades fotográficas con despacho en el edificio del CAF en Almería y por un periodo de tres años renovables si ambas partes acceden (según lo publicado en el BOJA)

El nuevo director al llegar a su puesto de trabajo se sorprendió cuando le comunican que no es el director del CAF, que esa figura no existe ni podrá existir, que en todas las comunicaciones y actividades que se desarrollen bajo su dirección la única expresión que puede aparecer es Dirección de Programas de Fotografía. El CAF sólo puede aparecer como una sede, como un mero edificio.

Por último, la nueva Consejería de Cultura decide remodelar la AAIICC y suprime la Dirección de Programas de Fotografía para crear la Dirección de Artes Visuales, con sede en Sevilla. Es la puntilla que hiere de muerte al CAF de Almería.

Esta nueva Dirección de Artes Visuales parte, una vez más, del Proyecto Iniciarte para dar mayor relevancia al arte contemporáneo. Es una Dirección promovida directamente por la Secretaría General de Innovación Cultural y Museos.

En fin, señores, han dejado al CAF en coma. La mala gestión y la falta de consideración sobre la Fotografía por parte de los gestores políticos, de un color y de otro, han provocado esta situación dejándolo en estado de inanición.

Se han cargado al CAF “de apoquitos”, sin que nos diéramos cuenta. Sin identidad administrativa, sin identidad jurídica, sin programa específico, sin dirección, sin comisión de asesoramiento, sin presupuesto…

Frente a este desastre podemos rasgarnos las vestiduras y llorar al último general destituido, o podemos luchar para recuperar al Centro Andaluz de Fotografía de la única manera posible, exigiendo la recuperación de sus estatutos y su identidad institucional. Cualquier otra reivindicación será una batalla perdida.

Cartier–Bresson y Manuel Falces en Almería ©Manuel Manzano – Fondos de CAF

¿FOTOGRAFÍA?

por | 14/06/2019

La historia es apasionante. Cuando parece que conocemos el pasado, nueva información y nuevos datos nos invitan a revisar nuestras propias creencias.

Siempre he pensado que el término FOTOGRAFÍA fue acuñado por Sir John Hershel en una carta escrita el 28 de febrero de 1839. Sin embargo, hace un mes, vi la palabra escrita en un documento de Hercule Florence y fechado el 11 de agosto de 1837.

Desconocía que la palabra FOTOGRAFÍA aparece escrita dos años antes de que Sir John Hershel la mencionara. Y me pregunto, ¿Fue Hercule Florence quien inventó dicho término, y por lo tanto, la Fotografía? ¿Era una palabra de uso general en la época? ¿Por qué los que consideramos inventores de la Fotografía utilizaron términos distintos para referirse a sus inventos?

Niepce lo llamó Heliografía (escrito con el sol); Daguerre lo llamó Daguerrotipia vinculando su propio nombre con los conceptos de imprenta (tipos, moldes); Talbot lo llamó Calotipia o Calitipia, relacionando asimismo el concepto de imprenta, pero bajo la idea de kalós (bello).

 

 

 

 

 

 

 

 

Resulta difícil entender las motivaciones para nombrar cada invento. Lo que sí parece claro es que, en aquel momento, nadie podía prever la trascendencia que nos ha supuesto tener la capacidad de recoger, mediante sistemas mecánicos, imágenes tomadas directamente de la naturaleza.

Hoy en día, más que nunca, la Fotografía está en todas partes. Y la tenemos tan integrada que usamos las fotografías sin apenas darnos cuenta de su influencia para el desarrollo de nuestra sociedad. Y, casi 200 años después, seguimos intentando comprender qué es, qué significa y cómo podemos definirla en este, ya avanzado, siglo XXI. Sigue leyendo

Longitud focal

por | 02/06/2019

La longitud o distancia focal es la distancia entre el centro óptico del objetivo y el plano donde se encuentra el elemento fotosensible (película, sensor, placa,…)

Al modificar la distancia focal también varía el campo de visión. Al aumentarla nos acercamos y al reducirla nos alejamos. Como consecuencia vemos que se modifica la proporción en que los objetos se muestran. Aquí vemos la inconveniencia de usar angulares para retrato (a no ser que pretendamos precisamente ese resultado): las facciones se distorsionan. También se ve afectado el fondo: cuando nos acercamos con una focal más larga a un objeto, también se acerca el fondo. La perspectiva se cambia cuando se modifica nuestra distancia con el objeto fotografiado. Si no nos separamos o alejamos del objeto, la perspectiva se mantendrá, independientemente de la longitud focal que se use.


Otra manera de medir la distancia focal

Trabajos de la Jornada temática de fotografía estenopeica y solarigrafía (1/5/2019)

por | 14/05/2019

Fotos de la Jornada temática de fotografía estenopeica y solarigrafía (1/5/2019)

por | 07/05/2019

Jornada temática de fotografía estenopeica y solarigrafía
Cala del Plomo y Mesa Roldán (Almería), 1 de mayo de 2019